Sitio Web Turístico Oficial de la Ciudad de Viña del Mar

Miercoles 19 de Septiembre de 2018 | Dólar Obs.: 682,79 | Euro: 797,75 | UF: 27.328,31 | UTM: 47.920

Palacio Rioja

Esta edificación se ubica donde estuvieron emplazadas, hace muchos años atrás, las casas patronales de la hacienda “La Viña de la Mar”, propiedad del matrimonio compuesto por José Francisco Vergara y Mercedes Álvarez, fundadores de la Ciudad Jardín.
Palacio Rioja

Salvador Vergara Álvarez heredó la propiedad de sus padres, pero en 1898 la permutó a su primo Francisco Valdés por un inmueble ubicado en calle Álvarez, quien la vendió a Carlos Newman en 1905, la que se derrumbó con el devastador terremoto que azotó y destruyó la zona en 1906.

En 1907, a consecuencia de la tremenda catástrofe, el empresario múltiple español radicado en Valparaíso, Fernando Rioja Medel adquirió las cuatro hectáreas de la antigua Quinta San Francisco y encargó la construcción de su nueva residencia viñamarina al arquitecto francés Alfredo Azancot.

En los terrenos que rodeaban la mansión se agregaron un teatro, invernadero y palmarium, piscina, caballeriza, picadero y cancha de tenis, conjunto que demuestra el interés de la familia Rioja por la vida social, la recreación deportiva y las plantas.

Azancot, impresionado por la fuerza del terremoto, incorporó técnicas y materiales más flexibles en la construcción de los 1.620 metros cuadrados de la mansión. Así una tabiquería de madera de roble apernada descansa sobre un entramado de vigas de fierro que, a su vez, se apoyan en grandes esferas de cemento. El diseño arquitectónico del edificio está inspirado en construcciones palaciegas francesas de la segunda mitad del siglo XVIII.

De este edificio de líneas armónicas y equilibradas, de forma ligeramente rectangular, destacan sus terrazas con columnatas, cuerpos salientes como la semirotonda del acceso principal con su majestuosa escalera imperial, y el volumen formado por el gran comedor.

En cuanto a su decoración interior, arquitectos y decoradores europeos diseñaron y adquirieron especialmente elegantes muebles, cortinajes, vidrios biselados, puertas, cielos, lámparas y textiles murales que llegaron desde España y Francia en barco a Valparaíso y desde allí, en carretas a su actual emplazamiento. La moda y estilo Imperio y Rococó de la época predomina en sus salones, recibos y gran comedor.

La decoración y ornamentación de estos espacios son expresión de una época y de un estilo de vida. Fernando Rioja habitó esta mansión con su esposa Sara Ruiz Fernández y sus nueve hijos, falleciendo en 1922 y su descendencia la mantuvo prácticamente intacta hasta 1956, cuando la adquiere la Ilustre Municipalidad de Viña del Mar.

El terremoto de marzo de 1985 causó gran destrucción del edificio, sus muebles y decoraciones, su restauración representó serias dificultades técnicas, financieras y estéticas.

El Palacio Rioja es parte significativa del patrimonio histórico y arquitectónico de Viña del Mar, al conservar la decoración original de la época de su construcción, lo que le valió la declaratoria de Monumento Nacional en la categoría de Monumento Histórico el 14 de mayo de 1985 y de Edificación de Interés Histórica y/ o Arquitectónica el 9 de mayo de 2000.

Desde mediados de 1986 el Conservatorio Municipal de Música y Danza “Izidor Handler” tiene su sede en el primer piso.

Actualmente, el palacio Rioja constituye el Museo de Artes Decorativas más importante del país.

El trazado y contenido del jardín que rodea el palacio fue tan importante para la familia Rioja como el diseño y construcción de la mansión. La antigua Quinta San  Francisco sin duda tenía algunas especies arbóreas, pero al jardín original se agregaron nueves ejes, especies vegetales, construcciones y elementos decorativos. Se diseñaron senderos de palmeras y se incorporaron plantas exóticas provenientes de China, África y Brasil.

Dirección: Calle Quillota 214.


Fuente: Patrimoniovina